Ir al contenido principal
Severa Parrish

Para Severa Parrish, la Infantería de Marina de Estados Unidos era la base de su autoestima pero también la causa de su vulnerabilidad. Pudo progresar gracias a la camaradería de la vida militar y su misión de servir a otros. Pero cuando se retiró en septiembre de 2006, debido a lesiones sufridas en Iraq, regresó a su casa y se sintió sola.

Esta pérdida repentina de "fortaleza interior" estaba acompañada de sentimientos intensos de culpa del sobreviviente por la pérdida de un compañero infante.

"Derribaron su helicóptero CH-53 Sea Stallion", dice Severa. "¿Por qué él? ¿Por qué no yo? Estaba casado y tenía una hija a quien nunca podrá ver crecer; tenía todo para seguir viviendo. Yo no tenía ese tipo de vínculos. Debería haber estado yo en su lugar. Tenía que lidiar con esas ideas todos los días".

Severa cuenta que su primer instinto cuando regresó a casa fue alejarse del mundo y construir un muro emocional a su alrededor. Su segundo impulso fue atacar verbalmente con arrebatos de ira, enfrentándose a sus pensamientos de dañase a sí misma, intentando distraerse de su verdadero estado de ánimo.

Severa buscaba desesperadamente algo que pudiera conectarla a sus experiencias pasadas y a sus esperanzas y sueños futuros, y lo encontró.

"Luché durante mucho tiempo antes de descubrir Wounded Warrior Project® (WWP). Me ayudaron a cambiar la mentalidad. Ahora me doy cuenta de que no estoy sola. No soy la única que sufre trastorno por estrés postraumático (TEPT) o tiene una lesión cerebral traumática (LCT). Y lo mejor de todo es que hay una conexión en mi proceso de curación. A medida que me curo y avanzo, mis relaciones con familiares y amigos mejoran. Y mi familia comienza a entender lo que me sucede porque también están involucrados con WWP".

Para Severa, el evento decisivo que marcó una gran diferencia fue el Proyecto Odyssey®.

"Es ahí cuando acepté el hecho de que a pesar de haber dejado el servicio militar, el servicio militar nunca me dejaría a mí. Todavía me siento acompañada por mi equipo de WWP y siempre los estaré apoyando. El evento Odyssey en el que participé era estrictamente para mujeres veteranas, y fue muy motivador conocer a otras mujeres tenaces que se enfrentaban a problemas similares. Me gustó saber que WWP reúne y ayuda a las mujeres veteranas. Todas servimos a nuestro país. Hicimos nuestro trabajo. Dejamos de manera voluntaria a nuestras familias y pusimos nuestras vidas en peligro. Nos lo merecemos".

Desde entonces, Severa se ha graduado en el programa TRACK de WWP y actualmente está estudiando administración de servicios de salud en DeVry University.

"Quiero seguir promoviendo la salud de otros veteranos heridos", dice Severa. "Los veteranos con TEPT sienten que tienen la espalda contra la pared. Puede ser como vivir una pesadilla".

Pero tal como Severa lo señala, no tiene por qué ser de esa manera.

"Cuando los veteranos se unen a WWP, nos damos esperanza unos a otros. Cuando estás solo, tu mente puede jugarte una mala pasada y engañarte. Puedes engañarte a ti mismo al creer que nadie te entiende. Así me sentía yo, pero estaba equivocada. Hay miles de personas que entienden y han pasado por lo mismo que estás pasando por las mismas razones por las que te está pasando. Por eso es tan importante relacionarse con otros veteranos y compartir ese mismo trabajo en equipo que tenías en el servicio militar. Individualmente, somos fuertes. Juntos, somos invencibles".

Volver a Conoce a un veterano

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.