Ir al contenido principal
Es nuestro 20.º aniversario y ha sido nuestro honor acompañar a los veteranos luego del 9/11, miembros del ejército y sus familias. Conocer más
Contáctanos English 

Aaron Cornelius

Fuerzas Armadas ● Sargento Primero ● Florida

Aaron vio mucha acción mientras lideraba a sus soldados en tres campañas en Irak. Pero fue en la última, como dice Aaron, que "se desató el infierno".

Aaron Cornelius participó en muchos combates mientras dirigía a los soldados del Ejército de los EE. UU. en tres despliegues en Irak. Pero no fue hasta el último despliegue que, como dice Aaron, "se desató el infierno". Era marzo de 2008 cuando su unidad sufrió múltiples bajas en la escena de un ataque con un dispositivo explosivo improvisado (IED, por sus siglas en inglés). Cuando llegó Aaron, trató de abrir la escotilla para salvar a los soldados dentro del Humvee en llamas pero quedó claro de inmediato que se habían ido. Él no sabía que la muerte y la destrucción desgarradoras de ese momento serían lo último que vería. Solo unos días después, el vehículo en el que viajaba explotó y la metralla abrió un agujero del tamaño de una pelota de tenis en su cráneo, dejándolo completamente ciego.

La jubilación médica de Aaron no solo significó que tuvo que hacer la difícil transición a la vida civil con una lesión cerebral traumática (LCT) y un trastorno por estrés postraumático (TEPT), sino que también tuvo que hacer la transición a una vida sin vista.

Aaron Cornelius, veterano herido, luce un polo azul de WWP y sonríe.

Aaron Cornelius, veterano herido, sosteniendo un bastón, sentado en un banco en un parque sonriendo con su hija Gabby.

Aaron Cornelius, veterano herido, parado en un yate, sosteniendo el mástil y sonriendo.

Las primeras lágrimas llegaron cuando se dio cuenta de que nunca más podría volver a ver el rostro de su hija. "Empecé a sentir mucho la oscuridad", dice Aaron. "No pude hacer nada en ese momento. No podía caminar. Me sentí impotente. Sentí que los militares simplemente me echaron a la basura y que ya no era bueno, que no valía nada".

El primer contacto de Aaron con Wounded Warrior Project® (WWP) ocurrió mientras aún estaba en el hospital. "En el hospital, recibes a todos estos visitantes", dice Aaron. "Luego entró este tipo y siguió viniendo, controlándome casi todos los días. Me trajo una mochila y todo tipo de información y me guió a través de la locura de la transición y todo el papeleo".

"Gracias a Wounded Warrior Project, todavía tengo un propósito. Me ayudaron a ser yo mismo otra vez y ahora puedo ayudar a mis compañeros veteranos".

"Ese tipo de WWP se quedó conmigo", recuerda Aaron. "Incluso después de que salí del hospital, él llamaba para ver cómo estaba. WWP fue constante y me hizo sentir que me estaban cuidando. Todas las cosas que teníamos que hacer o resolver, decíamos: '¿Quién nos va a ayudar con eso?' WWP intervino y tomó las riendas. Eso fue algo hermoso".

Aaron Cornelius, veterano herido, tocando la guitarra junto a un fogón en un evento al aire libre.

Aaron dice que un punto de inflexión importante en su recuperación se produjo cuando conoció a otros soldados heridos en un evento de WWP. "Pude ser yo mismo fuera de la casa", dice Aaron. "Me di cuenta de que podía ser un tipo normal, una persona normal y había gente como yo con la que podía hablar".

Desde entonces, Aaron ha participado en muchos eventos de WWP para conectarse con sus compañeros veteranos. Aprecia cualquier oportunidad de hablar y motivar a otros veteranos, especialmente a aquellos que tienen dificultades para hacer frente a la vida después del servicio militar.

"Demasiados se están suicidando porque no pueden hacer frente a lo que les sucede", dice Aaron. "Quiero encontrar a estos muchachos y decirles: 'Llámame. No me importa si estás herido o lo que sea. Llámame. Si tengo que hacerlo, saldré con mi perro y te encontraré. Quiero mostrarles a estos hermanos que todavía estamos juntos. Todavía podemos estar allí para respaldarnos mutuamente".

Conoce a más veteranos

El veterano herido Chris Gordon sonriendo.

Chris Gordon

El 11 de septiembre de 2001, Chris había sido desplegado en Hohenfels, Alemania. Chris creció en Nueva York, así que los eventos de ese día ocurrieron cerca de su casa.

Melissa McMahon

En Afganistán, Melissa cuidó de los heridos mientras su hospital era bombardeado con cohetes enemigos, lo que le causó heridas físicas y TEPT.

Ray Andalio, veterano herido, parado en un parque, sonriendo y usando gafas de sol y una gorra de WWP.

Ray Andalio

Nacido en las Filipinas, Ray amaba al país que refugió a su familia. Mientras servía en la Armada, fue enviado a Irak, donde su entrenamiento fue puesto a prueba.

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.