Ir al contenido principal
Manny Colon

Cuando Manny Colón vio cómo su sueño de una carrera militar vitalicia en el Ejército de los Estados Unidos se interrumpió de manera inesperada, lentamente quedó inmerso en una pesadilla de amargura y depresión. Había sentimientos de ira y alejamiento que Manny dice que simplemente no podía explicarse.

Todos sabían que Manny estaba orgulloso de su servicio, y por una buena razón. Recibió una Estrella de Bronce, dos medallas de Servicio Meritorio, seis medallas de Encomio del Ejército, cuatro medallas al Logro del Ejército y seis medallas de Buena Conducta.

A pesar de estos logros, la vida después del Ejército fue en principio una experiencia difícil para Manny.

"Me retiré del Ejército por razones médicas, no fue mi decisión", dice Manny. "Cuando te retiras de la vida militar, puedes experimentar momentos de oscuridad, encerrado entre las cuatro paredes de tu casa. El Ejército fue mi equipo durante 20 años. Extrañaba formar parte de un equipo, pero no sabía cómo encontrar otro".

Al igual que muchos otros veteranos, Manny a menudo opta por restarle importancia a sus lesiones. Te dirá que todo forma parte del trabajo, de la misión a la que dedicó su vida.

"Soporté varios ataques, como muchos otros veteranos. Tenía un traumatismo en la cabeza pero me quedé e hice mi trabajo. Cuando los bultos en mi cabeza se inflamaron tanto que no me entraba el casco, supe que algo estaba muy mal e hice que me revisaran".

Los médicos le diagnosticaron linfoma folicular de etapa IV, un tipo de cáncer con una tasa de supervivencia muy baja.

"Lo encontraron en mi cabeza, en mi cuello, en mi médula ósea, en mi pared abdominal, casi en todos lados. Eso explicaba todo lo que me pasaba a nivel físico. Más tarde, me diagnosticaron trastorno por estrés postraumático (TEPT), lo que explicaba por qué tenía sentimientos tan oscuros. Muy adentro mío sabía que necesitaba tener ese concepto de equipo en mi vida una vez más".

Manny dice que encontró ese nuevo equipo cuando descubrió Wounded Warrior Project® (WWP). 

"El Programa de Recuperación de Estrés de Combate (PREC) inmediatamente tuvo un impacto positivo en mi vida. Realmente até cabos y supe cómo enfrentar, controlar y lidiar con problemas como el TEPT. Mi esposa Jeannie dice que mi conexión con WWP me ha convertido en un hombre entero nuevamente".

Pero curarse no fue suficiente para Manny. Quería dar algo a cambio y ayudar a otros veteranos a encontrar su propio bienestar emocional.

"Me convertí en mentor de pares en WWP porque los veteranos me ayudaron a mí, y ahora quiero ayudarlos a ellos, especialmente a quienes sufren TEPT. Es un conflicto en tu mente entre lo que has experimentado, cómo te han entrenado para reaccionar y lo que estás experimentando ahora. Cuando comparto mis experiencias del TEPT con los veteranos que guío, eso puede cambiar la perspectiva de sus propias experiencias, y a su vez marcar una gran diferencia".

Sin embargo, Manny te frenará si escuchas su historia y sientes pena por él.

"No, no, no sientas pena por Manny", dice sobre sí mismo. "Soy afortunado por haber encontrado a WWP. Se convirtieron en ese puente necesario para la transición de la vida militar a la vida civil. Aprendí a no mirar hacia atrás. Estoy saliendo adelante y quiero ayudar a muchos otros veteranos heridos que quieran salir adelante también".

Volver a Conoce a un veterano

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.