Ir al contenido principal
Dan Smee

Es posible que, a simple vista, Dan Smee parezca un hombre corriente, pero cuando miramos con atención, no hay nada remotamente corriente en él. Dan es un auxiliar médico militar cuya resiliencia y fortaleza interior le han ayudado a superar graves problemas de salud y a tomar con una perspectiva optimista su destacamento de un año en Irak; pero además de eso, ha escrito un libro que está a punto de salir a la venta y eso lo llena de entusiasmo.

Nacido y criado en California, Dan fue el primero de su familia en ingresar al Ejército. Dan, que ya de niño era un aventurero innato, ingresó al Ejército como auxiliar médico en 1983 y concluyó su período de servicio en 1987. Luego, después del 11 de septiembre de 2001, se unió a la Guardia Nacional y fue enviado en misión a Irak en marzo de 2004.

Dan tuvo varios encontronazos con los IED (siglas en inglés de artefactos explosivos improvisados) durante el tiempo que estuvo en Irak y en el más aterrador de ellos, la explosión se produjo muy cerca de Dan, como un disparo a quemarropa. Aunque Dan no tenía ninguna herida visible, no había salido ileso de este incidente. Comenzó a tener jaquecas, pesadillas, silbido en los oídos, visión borrosa y problemas para dormir. Estos problemas, junto con la falta de la estructura militar que alguna vez había tenido, comenzaron a perjudicar seriamente su vida de civil. Empezó a beber y se aisló del mundo.

Finalmente, Dan decidió buscar ayuda médica y fue en ese momento cuando le diagnosticaron una lesión cerebral traumática (LCT) y trastorno por estrés postraumático (TEPT). "Cuando recurrí a los centros médicos y empecé a hacer consultas con médicos y profesionales de la salud para someterme un tratamiento, empecé a lidiar con el TEPT y abandoné el alcohol por mí mismo", dice Dan. Sigue haciendo fisioterapia para su cuello y sus hombros en una clínica especializada en politraumatismos y se trata con un audiólogo por sus problemas de habla y audición. Le han colocado un audífono y ahora, como parte del programa para estudiantes con discapacidades, ha retomado la universidad y está estudiando filosofía.

Para dar curso a su deseo de ayudar a otros veteranos, Dan escribió un libro titulado "Totally American", en el que ofrece su perspectiva personal sobre cómo alcanzar el éxito a través del optimismo y la resiliencia. Incluso lanzó su propia editorial: Holy Moly Press.

Dan escuchó hablar de Wounded Warrior Project® (WWP) a unos soldados en recuperación y se sintió conmovido por el logo. "Es un soldado ayudando a un compañero miembro del Ejército. Eso sentí que debía hacer", dice Dan. "Tengo que ayudar a quienes siguen batallando con sus problemas. Es muy difícil. Yo sé por lo que están pasando".

Dan sabe por experiencia propia que la transición de la vida militar a la vida civil está repleta de dificultades. "Cuando estaba en Irak, me sentía desbordado de orgullo por mi país. Después de eso, fue como si me hubiera quedado vacío. Uno pierde un poco el sentido y la dirección respecto de lo que hará con su vida en el futuro. Y el hecho de tener heridas solo complica las cosas", explica. Dan siente que al ser parte de WWP, podrá incidir positivamente en otros veteranos a través de la comunicación y ayudarles a encontrar el apoyo que necesitan para acostumbrarse a la vida civil.

Volver a estar en contacto con otros veteranos a través de WWP no solo ha ayudado a Dan a recuperar el sentido de su vida, sino que ha fortalecido sus valores: la integridad, el honor y el optimismo. "Es la conexión con los veteranos de Irak y Afganistán lo que realmente me impulsa a seguir. En esa conexión reside la cura a muchos de los problemas", dice Dan.

Volver a Conoce a un veterano

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.