Ir al contenido principal
IMPACTO DE WWP EN ACCIÓN: su apoyo puede marcar una diferencia que cambie la vida de los veteranos y sus familias. CONOCER MÁS
Contáctanos English 

Bill Jones

Los acontecimientos del 9/11 despertaron algo en Bill Jones, de entonces 25 años. Ya venía considerando unirse a las fuerzas desde hacía un tiempo, pero después de ese día no podía dejar pasar un minuto más.

"Me di cuenta de que la vida ya no era lo segura que era antes", comenta Bill. "Sentí que tenía que hacer algo al respecto. Tenía que retribuirle a mi país de alguna manera".

Y por eso, Bill se unió a la Infanería del Ejército de EE. UU. En 2003, cuando lo enviaron a Mosul, Iraq, un mortero cayó tan cerca de donde él estaba que la onda expansiva "lo sacudió". Los síntomas de trastorno por estrés postraumático (TEPT) y lesión cerebral traumática (LCT) aparecieron enseguida.

"Me resultó un verdadero desafío intentar mantener la cordura y a su vez lidiar con estas emociones tan fuertes", cuenta Bill. "Pasé de estar muy pero muy abocado a distintas cosas a estar completamente en las nubes.  Y no podía dormir".

A pesar de su crisis interna, Bill cumplió su misión hasta el final. Cuando regresó a casa, estaba enojado y agresivo y cuando estaba en lugares muy concurridos siempre perdía el control. Pero en 2010 fue enviado nuevamente a otro destino: esta vez, Afganistán...y esta vez, como piloto de un helicóptero Chinook.

Una noche, un misil impactó un edificio cerca y el TEPT de Bill se volvió incontrolable. Buscó tratamiento sabiendo que probablemente marcaría el final de su carrera de aviación. Luego, cuando regresó a casa, descubrió Wounded Warrior Project® (WWP). Su primer evento, Project Odyssey®, fue un momento crucial para su recuperación.

"Todo el programa estaba diseñado para forjar confianza entre el equipo", relata Bill. "Era perfecto para sacarme de mi encierro mental y hacerme sentir humano nuevamente, en vez de intentar reprimir y retener mis emociones, y sentir que nadie me comprende".

En ese momento, Bill también estaba lidiando con el fin de su carrera militar. Pero una vez que se unió al programa Warriors to Work, encontró una nueva carrera que no sólo le daba un propósito, sino que también lo ayudó con su recuperación.

"Me contrataron para la gira de Def Leppard", cuenta Bill. "Esa experiencia cambió mi vida. Tuve que enfrentarme a grandes multitudes y música fuerte, lo cual solía ponerme salvaje. Y lo que descubrí fue que la exposición prolongada resultó muy sanadora para mi".

Actualmente, Bill trabaja como empleado externo en la industria de las giras musicales y alienta a los veteranos a buscar la ayuda que necesitan.  Y una vez que lo hacen, también los alienta a compartir sus historias.

"Cuánto más lo exteriorizas, menos te afecta", remarca Bill. "La mayor sanación que obtendrás es liberando a ese demonio. Para sanarse, lo mejor es ser sincero y abierto".

Volver a Conoce a un veterano

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.