Ir al contenido principal
Andrew Harriman

Cuando Andrew Harriman empezó a formar parte de Wounded Warrior Project® (WWP), dice que se sintió intrigado por el concepto de "heridos que ayudan a otros heridos".

Es posible que la especialidad de Andrew en el servicio militar, artillero y auxiliar médico, se interprete como una contradicción. Pero eso desaparece cuando se llega a conocer a este hombre, que ha ayudado a miembros del Ejército heridos antes y después de sufrir sus propias heridas.

"A veces, la mejor asistencia médica que puedes brindar es responder al ataque enemigo. Es difícil ayudar a otro cuando a ti también te están disparando", dice Andrew.

Su trabajo es una combinación irónica de las dos ocupaciones que le gustaban de niño, cuando vivía en Largo, Florida.

"Hasta los 14 años, quería ser policía", cuenta. "Me atraía tener un arma y una sirena, andar corriendo por todas partes y hacer cosas divertidas. A medida que fui creciendo, fui sintiendo deseos de entrar en el ámbito de la medicina, el mismo en el que trabajaban mi mamá y mi papá. Así que en definitiva, creo que terminé por tener lo mejor de ambos mundos".

Antes de ingresar al Ejército, en 2002, Andrew se desempeñó como técnico en emergencias médicas. También prestó servicio como voluntario en una sala de emergencias de Largo, Florida y en un servicio de ambulancia.

Luego llegó el 9/11.

"Me gusta estar en el centro mismo de la acción y recuerdo haber pensado que si se avecinaba una guerra, habría una gran necesidad de auxiliares médicos. Me pareció una razón para ingresar al Ejército finalmente".

No fue sino hasta el 2006 de agosto que Andrew fue enviado en misión a Irak. La provincia de Diyala era un foco de actividad constante, por lo que Andrew y su pelotón estaban continuamente ocupados haciendo patrullaje de seguridad fronteriza y combate. Las cosas se pusieron difíciles y llegó un punto en que dos capitanes fueron asesinados en menos de 24 horas. Durante el destacamento, 22 veteranos del 5° Escuadrón, 73° Caballería, al que pertenecía Andrew murieron y otros 98 fueron heridos.

"Ninguno de los veteranos a los que traté murió a causa de sus heridas", dice Andrew. "Saber que hoy hay personas vivas gracias a mi ayuda, o a mi buena suerte, es una sensación maravillosa".

Pero más adelante, en marzo de 2007, el mismo Andrew fue herido.

"Me dispararon varias veces en la pantorrilla izquierda con una ametralladora 7.62 M240B desde una distancia de unos tres pies. Fue un accidente terrible y totalmente inusual, ya que los disparos provenían del arma del jefe de tripulación de un Chinook, así que además de ser herido, me sentí insultado, literalmente".

Los cuatro proyectiles destrozaron los huesos, desgarraron las arterias y dañaron el tejido blando de la pierna de Andrew.

"El dolor era insoportable y podía sentir la rapidez con la que perdía sangre. Inmediatamente me hice un torniquete en el muslo izquierdo y lo apreté hasta que me pareció que la hemorragia se había detenido".

El Medevac sacó a Andrew del lugar y fue trasladado al Womack Army Medical Center, en Fort Bragg, Carolina del Norte, donde estuvo hospitalizado más de un mes. Fue allí donde tuvo su primer contacto con la gente de WWP.

"Me han ayudado muchísimo, haciéndome compartir actividades con otros veteranos que también fueron heridos. Me han ayudado a completar documentación que debía presentar y me ofrecieron recursos para encontrar un empleo, a través del programa Warriors to Work™.

Warriors to Work es un programa que ayuda a veteranos heridos a reingresar al ámbito laboral civil, mediante un servicio de asesoramiento sobre carreras y asistencia orientada a la inserción laboral. A través del asesoramiento personal, la asistencia para la reinserción y la orientación vocacional, se ubica a los veteranos en empleos en los que sus aptitudes y su experiencia responden a las necesidades del empleador.

"Wounded Warrior Project tiene todos los aspectos cubiertos", dice Andrew.

Andrew se retiró en Noviembre de 2009 como uno de los auxiliares médicos más condecorado de la 82° División de Aeronáutica, ya que recibió la Estrella de Plata, la Estrella de Bronce al valor, la Army Commendation Medal al Valor y el Corazón Púrpura.

Andrew concluyó la carrera de paramédico en 2012. Tiene pensado ingresar a la Facultad de Medicina y sigue considerando la posibilidad de hacer carrera en las fuerzas del orden federales.

"Cuando pienso en lo que viví durante mi carrera militar, el recuerdo que viene a mi mente es el de aquel amigo que hubiera muerto por sus heridas si yo no lo hubiera salvado. Cada vez que veo su nombre en mi teléfono o en un email, vuelvo a recordar aquella noche y sonrío".

Volver a Conoce a un veterano

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.