Ir al contenido principal
David Guzman

David Guzmán, que de niño tenía la mala fama de ser la amenaza del vecindario, anhela llegar a ser un famoso chef algún día. El Corazón Púrpura que lleva con orgullo da una idea del valor y la resiliencia que tiene ante la adversidad.

David se crió en Utah y Texas, y se unió al Ejército en 1989 luego de graduarse de la escuela secundaria y el instituto de formación profesional. Luego del 11 de septiembre, David estuvo apostado en Fort Lewis, Washington, antes de ser enviado a Irak en julio de 2004. Por formar parte de una escolta de convoy, muchas de las misiones en las que participó se llevaban a cabo por la noche. En una de esas misiones de reconocimiento, David sufrió lesiones en su pierna, muñeca y boca por causa de una bomba que explotó al borde del camino. "Antes de que me diera cuenta, uno de mis sargentos estaba a mi puerta tratando de abrirla y sacarme de allí. Más tarde, cuando me acostaron en la pequeña camilla, vi desprenderse un trozo de mi pierna", dice David.

David fue transferido a Bagdad para recibir tratamiento pero fue enviado nuevamente junto a su unidad antes de que su pierna estuviera curada. Fue a partir de ese momento que comenzó a experimentar los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT). "A partir de ese momento comencé a revivir la explosión todos los días, cada pocos minutos. Ni siquiera podía dormir porque me despertaba bañado en sudor", recuerda David.

Finalmente, después de un mes, David fue enviado a su hogar donde descubrió que su pierna estaba engangrenada. "En un mes, mi peso se redujo de 185 lb a 141 lb", recuerda Guzman. "En ese momento no sabía realmente que tenía gangrena porque el médico me lo estaba ocultando".

Tenía la pierna amoratada desde la cadera hasta su tobillo. "Le dije al médico: si tiene que cortarme la pierna, hágalo". Resultó ser que la gangrena había sido causada por un trozo de granada de mano que se había alojado en su pierna y su cuerpo no respondía a los antibióticos. Sin embargo, luego de un prolongado tratamiento, el médico pudo salvarle la pierna.

Posteriormente, a David le diagnosticaron una lesión cerebral traumática (LCT). "No sabía que la tenía hasta que fui a hacerme un control", dice. "Solía levantarme del sofá para ir a buscarme algo de beber y al momento se me había olvidado para qué me había levantado. Debía recordarme constantemente las citas y las cosas que tenía que hacer".

Pero la pierna herida y la LCT no impidieron que David fuera en pos de sus intereses. Obtuvo un título de Técnico Superior en Artes Culinarias y un título de Técnico Superior en estudios interdisciplinarios de South Texas College. Además, está cursando estudios en Texas A&M University-Kingsville para obtener una Licenciatura en Ciencia Agrícola y Emprendimiento Corporativo para la Recreación Asociada con la Vida Silvestre. "Descubrí que cocinar me hace feliz. Y al mismo tiempo me satisface que mis hijos me digan que quieren ser chefs como yo", sonríe.

David descubrió el sitio web de Wounded Warrior Project® (WWP) cuando estaba recuperándose. "Organizaciones como Wounded Warrior Project y los sitios para veteranos me han dado las herramientas y el conocimiento que necesito para ayudar a otros soldados heridos", destaca David.

En cuanto a su futuro dice, "espero poder usar algún día mis habilidades y ser de ayuda para WWP. Si algún día WWP organiza una recaudación de fondos con la participación de algunos chefs famosos, me encantaría ser parte del evento", agrega David.

Volver a Conoce a un veterano

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.