Ir al contenido principal
Brian Sellers

Brian Sellers estaba preparado para convertirse en oficial de policía. Después de pasar varios años en rehabilitación por las lesiones que sufrió en la guerra y después de pasar incluso más años estudiando para obtener su Licenciatura en Criminología, Brian estaba a punto de ingresar a la academia de policía y ocupar su lugar en la línea de fuego de las fuerzas del orden. Luego, sus planes quedaron congelados. Su futuro estaba a punto de dar un drástico giro de ciento ochenta grados.

"Sentí un llamado", dice Brian. Era un llamado que lo impulsaba a iniciar una carrera profesional a partir del empleo en el departamento de emergencias de un hospital, que le había servido para pagarse los estudios de criminología.

"Después de estar al mando de más de 100 Infantes de Marina en combate, no quería regresar a mi país y trabajar en un supermercado", dice Brian. "En la Infantería, siempre nos decían que lo único que podríamos hacer al dejar el Ejército era ingresar a las fuerzas del orden. Por eso pensé que era eso exactamente lo haría". Para pagar los gastos de su educación, Brian aceptó un empleo en el Departamento de Emergencias de un hospital local.

"Cuando estuvo cerca el momento de mi ingreso a la academia de policía, renuncié a mi empleo en el hospital. Pero de pronto, me di cuenta de que extrañaba el tipo de entorno en el que uno puede ayudar a personas heridas", dice Brian. "Así que una semana antes de ingresar a la academia de policía, decidí que no era eso lo que quería para mi vida. Quería volver al campo de la medicina para poder ayudar a otras personas".

Así que Brian retomó los estudios, esta vez, para obtener su título de enfermero. Ahora trabaja en la Sala de Emergencias de un hospital.

La solidaridad de Brian hacia quienes llegan con una emergencia médica es muy real. Es que él mismo pasó por esa situación; el 23 de octubre de 2004, para ser más exactos.

"Estaba dentro de la base después de una misión en combate, en Ramadi, Irak, y tenía la sensación de estar bastante seguro", dice Brian. De pronto, explotó el proyectil de un lanzabombas.

"Después de que los demás Infantes de Marina se retiraron a sus cuartos, una explosión estrepitosa me hizo caer de rodillas", recuerda Brian. "Sentí una quemazón en toda la parte izquierda del cuerpo. Intenté gritar: '¡Ataque!', pero no podía hablar. Entonces me llevé la mano a la garganta y sentí la sangre corriendo por mi cuello". La ayuda llegó rápidamente.

"Mientras el equipo médico me recostaba, sentía que la sangre corría por mi garganta y que mi suministro de aire se agotaba rápidamente. Cerré los ojos y elevé una plegaria, que pensé que sería la última. Después de eso, todo se puso negro".

Las heridas de Brian necesitaron varias cirugías y él debió someterse a muchos meses de rehabilitación para reincorporar sencillas habilidades como hablar, tragar y comer.

Cuando Brian recuerda sus primeros días en la Infantería de Marina, se ríe y dice: "Recuerdo haber pensado que nada de lo que hacía era lo suficientemente bueno y todo lo que hacía estaba mal". Pero para Brian, todo lo que hace hoy en día es correcto. Hace poco se comprometió con su novia. Está siguiendo su pasión de ayudar y sanar a los demás, cuando más lo necesitan. Además, está prestando servicio a sus compañeros veteranos a través de Wounded Warrior Project® (WWP) y de su National Campaign Team. Brian comparte públicamente con otros miembros del Ejército recientemente heridos su experiencia de vida, hablando sobre sus lesiones, su rehabilitación y su triunfo, para motivar a sus compañeros a seguir alcanzando grandes metas.

"Cuanto más ayudaba a las personas a través de WWP, mayor era mi necesidad de ayudar cada vez a más gente. Así que cuando me propusieron formar parte del National Campaign Team, me pareció que era otra manera de ayudar a las personas".

Así que varios años después de elevar esa plegaria, que creyó la última, está haciendo todo lo humanamente posible para responder las plegarias de otros cuando más lo necesitan. Esta es solo una manera de poner en práctica lo que, para Brian, es una forma de vida.

Volver a Conoce a un veterano

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.