Ir al contenido principal
El proyecto

POR JANICE MARTURANO

Para muchas personas, el día no comienza con una taza de café. Te ayuda a despertarte, pero ¿sabías que también puede constituir una parte importante a la hora de entrenar tu mente? Ya sabes que puedes entrenar tu cuerpo para ser más fuerte, más flexible y más resistente. Sin embargo, es posible que no sepas que tu cerebro también necesita entrenamiento para estar concentrado y despejado. Se denomina entrenamiento de liderazgo consciente y es muy fácil de probar. Comencemos con esa taza de café:

  1. Lleva toda tu atención a la experiencia de tomar el café. ¿Puedes sentir la calidez de la taza o el calor en tus labios mientras tomas ese primer sorbo? ¿Qué sucede con ese sabor suave en tu lengua? ¿O la forma en que puedas sentirlo mientras desciende por tu garganta? ¿Qué más puedes notar?
  2. Mientras prestas atención a tu café, es posible que tu mente te aleje de la experiencia con pensamientos sobre el futuro, el pasado, preocupaciones o recuerdos. Cuando eso suceda, que de hecho sucederá, simplemente trae de nuevo tu atención a tu café. Estás a cargo de tu atención. Cada vez que tu mente se distraiga, vuelve a dirigirla hacia el momento presente y la taza de café que estás tomando.
  3. Sigue prestando atención y redirigiendo hasta que el café se haya acabado. Intenta hacer esto todas las mañanas o, mejor aún, cada vez que tomes una taza de café. Ten paciencia y sé constante con el entrenamiento. Y felicítate, ¡ahora eres un meditador!

Este es un ejemplo de entrenamiento de meditación con pausa intencionada. Se utiliza para mejorar tu capacidad para concentrarse y tener en claro qué hay aquí en tu vida, hoy en día, en este momento. Las Pausas intencionadas son una parte fundamental del entrenamiento de liderazgo consciente del Institute for Mindful Leadership y son una excelente manera de que tanto los veteranos como sus familias comiencen con la concientización. Concentrarte en el presente hace que tu mente abandone el pasado. Si convives con las heridas invisibles de la guerra, como el trastorno por estrés postraumático (TEPT), entrenar tu mente para dejar el pasado atrás puede ser una herramienta poderosa.

Esta práctica también puede ayudar con el liderazgo. Después de todo, el liderazgo se trata de influencia y cada uno de nosotros tiene influencia, ¡para bien o para mal! Las elecciones que tomamos influencian la trayectoria de nuestras vidas, a las personas que nos rodean e incluso nuestro medio ambiente. Y las mejores elecciones o decisiones que tomamos se dan cuando nuestra mente y nuestro cuerpo se encuentran en el mismo lugar.

Cuando comenzamos a entrenar nuestra mente para que esté más concentrada y despejada, empezamos a brindarnos una mejor oportunidad de influenciar "para mejor". Cuando ejercitamos prestar atención para detectar cuándo nuestra mente divaga y redirigimos nuestra atención, al igual que lo hicimos con el café, nos estamos entrenando para darnos cuenta cuándo nuestra mente no se encuentra en el momento presente. Traemos nuestra atención nuevamente del futuro o el pasado, para que podamos concentrarnos en el ahora.

Para ver más meditaciones gratuitas de liderazgo consciente (disponibles en inglés y español), visita www.FindingtheSpacetoLead.com. Para obtener más información sobre el entrenamiento de liderazgo consciente, visita el Institute for Mindful Leadership en www.mindfulleaders.org.

 

INVOLÚCRATE CON WWP

Suscríbete a nuestro boletín informativo por email y obtén la información más reciente sobre eventos, recaudación de fondos y formas de hacer un impacto.